6 trastornos psicológicos más frecuentes que vive una mujer víctima de violencia.

6 trastornos psicológicos más frecuentes que vive una mujer víctima de violencia.

Por: Jose Luis Yañez Flores

En nuestra sociedad, la violencia hacia las mujeres abarca muchas problemáticas, entre las más preocupantes, están los trastornos mentales, que son consecuencia de ser víctima de esto. Las mujeres,  viven una violencia constante que se puede percibir de diferentes formas o niveles, desde recibir piropos o miradas en la calle, el sentimiento de inseguridad constante o la sensación de que algo le podría llegar a pasar.

¿Qué consecuencias trae esto en la salud mental de las mujeres?

La inseguridad constante, la  baja autoestima y la frustración, son algunos de los padecimientos más frecuentes entre lo que conlleva ser víctima de violencia (varían mucho dependiendo del tipo de violencia), esto supone una carga mental muy fuerte, y puede orillar a una persona a desarrollar trastornos mentales que empeorarán su situación, entre los más frecuentes se encuentran:

  1. Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT): Es un trastorno que se caracteriza por haber vivido uno o más acontecimientos o situaciones traumáticas, como lo pueden ser el maltrato físico, los discursos de odio o cualquier otra situación que te haya marcado. La persona revive el acontecimiento en su cabeza en repetidas ocasiones, es incapaz de superarlo, tiene pesadillas y reacciona fuerte ante los estímulos que le recuerden el acontecimiento, puede durar desde meses hasta años.
  2. Depresión y Ansiedad: El autoestima se ve fuertemente afectada cuando se es víctima de violencia, genera un sentimiento de impotencia y la persona se cree incapaz de salir de ahí. Asimismo, los trastornos de ansiedad suelen acompañar la depresión, generando inseguridad y una incapacidad de expresar eso que te está afectando.
  3. Trastornos Psicoafectivos: Son aquellos que van ligados a las emociones, generan un malestar significativo en la persona y en su forma de sobrellevar las cosas, ya que las emociones toman control de la persona. Esto pasa en casos como puede ser la violencia doméstica o violencia de pareja,  esto también puede hacer sentir a la mujer como completamente dependiente de su pareja, donde la manipulación también entra en juego.
  4. Trastornos de la conducta alimentaria: Son todos aquellos que alteran la alimentación ocasionándole un daño a la persona, como lo son la bulimia o la anorexia.
  5. Trastornos adictivos (Adicciones): Esta puede ser una consecuencia de un trastorno ya existente en la persona víctima de violencia, así como una vía de escape o forma de canalizar el sufrimiento mediante el abuso de sustancias, como el alcohol, tabaquismo o medicamentos. El abuso de sustancias implica un daño para la salud física y mental, y no es una forma de sanar las heridas de la violencia.
  6. Trastornos adaptativos: El daño psicológico que sufre una mujer víctima de violencia no es para tomarlo a la ligera, en muchas ocasiones, el abuso y maltrato por parte de los hombres puede inducir a una mujer a tener ideas sobre sí misma que no son ciertas, disminuyendo su autoestima y su forma de llevar su vida, los trastornos adaptativos abarcan cuadros clínicos relacionados a una disminución en la actividad social, laboral o académica de la persona (o un aislamiento), respuestas más fuertes ante situaciones estresantes y dificultades en general para llevar a cabo sus actividades del día.

Conozco a alguien que podría padecer violencia, o me identifico con alguno de estos trastornos, ¿qué puedo hacer?

Identificar es siempre el primer paso, y esta cuestión no puede ser ignorada, por lo que buscar asistencia psicológica es lo siguiente que hay que hacer, hablarlo con una persona de total confianza de ser necesario y abordar la situación con un profesional de la salud mental para encontrar una solución.

En Mind It!, estamos para escucharte, escríbenos o llámanos para orientación, existen varios espacios para la atención gratuita y confidencial para mujeres víctimas de violencia.

La salud mental es importante, estos trastornos pueden variar mucho en su nivel o intensidad dependiendo de la persona, sin embargo, en ningún caso se le resta importancia, por más mínimo que sea el malestar mental ocasionado por cualquier tipo de violencia.

Si eres mujer y víctima de violencia, el primer paso es identificarlo, y buscar apoyo en personas de tu cercanía y confianza, o ubicando los centros de apoyo hacia la mujer en tu localidad, siempre habrá quien te escuche.

Lamentablemente, muchas mujeres no se atreven a alzar su voz por el miedo producido por estos actos, o por estos trastornos, que se viven día a día, e incluso pasan desapercibidas, por ello, es importante saber que esto existe y es una consecuencia muy grave de la violencia hacia las mujeres.

Recuerda que: No estás sola

Fuentes:

  • Aguirre D, Pamela, Cova S, Félix, Domarchi G, Ma. Paz, Garrido C, Carol, Mundaca Ll, Ivania, Rincón G, Paulina, Troncoso V, Pamela, & Vidal S, Paulina. (2010). Estrés postraumático en mujeres víctimas de violencia doméstica. Revista chilena de neuro-psiquiatría, 48(2), 114-122. https://dx.doi.org/10.4067/S0717-92272010000300004
  • Torres, Andrea, Lemos-Giráldez, Serafín, & Herrero, Juan. (2013). Violencia hacia la mujer: características psicológicas y de personalidad de los hombres que maltratan a su pareja. Anales de Psicología, 29(1), 9-18. https://dx.doi.org/10.6018/analesps.29.1.130621

Mind It!

Por más empresas con equipos de trabajo sanos. Por más salud mental sin prejuicios ni miedos

Deja una respuesta