El gran tabú de ir a terapia: ¿es realmente sólo para gente con problemas?

El gran tabú de ir a terapia: ¿es realmente sólo para gente con problemas?

Por Jose Luis Yañez.

               Tomar la decisión de asistir a terapia psicológica no es tarea fácil, a veces nos preocupa lo que pensarán los demás si se llegan a enterar que estamos yendo al psicólogo. Y es que, muchas personas tienen la idea presente de que ‘’al psicólogo sólo va la gente loca’’, pero esto es completamente falso. Una persona puede decidir ir con un psicólogo por diferentes motivos, ya sea que realmente estén pasando por una situación difícil, no se sientan bien consigo mismos, o simplemente tengan alguna duda. No es un requisito estar en completo malestar para acudir al psicólogo. 

Entonces, ¿a qué se debe este impacto en la gente cuando se habla de ‘’ir con un psicólogo’’? ciertamente, existe una versión distorsionada y en ocasiones exagerada de lo que es y hace un psicólogo, rumores sobre:

  • que son personas que ‘’pueden ver tus pensamientos con sólo verte’’,
  • o que ‘’están analizándote todo el tiempo’’.

Lo cierto es que, un psicólogo te acompaña en un trabajo para atender tu persona, puede ayudarte a ver cosas que quizá sabías, pero ignorabas, a aclarar tus dudas sobre algunos comportamientos que consideras inusuales o que te llamen la atención, invitarte a que te desahogues libremente, entre muchas otras cosas.

 

 

Esto quiere decir que, una persona que decide acudir a terapia psicológica, es una persona que está tomando la iniciativa de hacer algo por sí misma. 

Pero la gente dice que no tengo razones para ir a terapia, o que sólo es para ‘’problemas graves’’

Ir al psicólogo es una decisión propia, además, nadie sabe mejor que tú los motivos que tengas. Siempre hay algo que puedes trabajar en terapia para convertirte en una mejor versión de ti mismo/a. Es normal sentirse invadido/a por estos pensamientos sobre lo que pensarán los demás, sobre si realmente lo necesitas, o si no es para tanto, pero no se puede ignorar lo que se siente, ni minimizar los motivos,

dar el primer paso de acudir con un psicólogo siempre es el más complicado, pero una vez que se toma la decisión y sabes que lo haces por ti, el ritmo se vuelve natural.

 

La importancia de la terapia psicológica radica en la prioridad que cada uno le proporcione a su propia salud mental y calidad de vida.



 

 

 

 

 

Fuentes:

 

Mind It!

Por más empresas con equipos de trabajo sanos. Por más salud mental sin prejuicios ni miedos

Deja una respuesta