clima

¿El clima afecta la salud mental? 

Así como existen las “morning people” que se sienten activas durante la mañana, mientras que otras personas lo hacen por las noches, mejor conocidas como “night owls”, la realidad es que existe una relación entre el dinamismo de las personas y el clima.

Durante los días soleados, es común sentir más energía, mayor flujo de ideas creativas y buena actitud, ya que para la mayoría de las personas es más práctico realizar actividades en una atmósfera cálida, ya que este se relaciona directamente con  la producción de hormonas en el cuerpo. Sin embargo, no todos los días del año cuentan con este clima, entonces, ¿Qué pasa en los días de lluvia?

La psicóloga especialista en Mindfulness, Catalina Aguirre, comenta lo siguiente “Cuando tenemos inviernos intensos, con temperaturas muy bajas o días muy nublados y lluviosos, para entrar en calor el cuerpo tiende a generar una mayor actividad en primera instancia, pero si el frío persiste, lo que termina prevaleciendo es el sueño y la baja de ánimo” LaTercera (2023).

Hay quienes comentan que climas nublados, lluviosos o menos calurosos, les parecen más agradables. Una razón podría ser que la lluvia es considerada un ruido blanco, por lo que ayuda a la regulación de la presión arterial y de esta manera conseguimos un estado anímico más relajado. Atmosféricamente también vemos cambios, como lo es la disminución de la presión y el aire se vuelve más denso, debido a que este contiene vapor, lo que conocemos como neblina. Sin embargo, no todas las personas comparten el mismo gusto por este tipo de climas, distintas razones pudieran ser: 

  • Producción de melatonina: la hormona que te hace dormir

Los días nublados suelen afectar en mayor potencialidad a las personas que tienen una rutina de sueño establecida, ya que la luz se relaciona con la producción de melatonina. Esta hormona la produce el cuerpo con el objetivo de hacernos sentir somnolientos, como en la hora de dormir. “La producción y liberación de melatonina en el cerebro está relacionada con la hora del día, es decir que aumenta cuando está oscuro y disminuye cuando hay luz.” (Mayo Clinic. 2023). Como se menciona, esta hormona se produce en mayor cantidad cuando la luz disminuye, por lo que durante los días nublados nuestros cuerpos constantemente producirán melatonina, bajo la idea de que es de noche y pronto será hora de dormir. Es por esto que de manera usual nos sinónimos somnolientos durante este clima, debido a la falta de luz.

  • Trastorno Afectivo Estacional (TAE)

Este trastorno se encuentra dentro de la categoría de depresión, y se caracteriza por tener síntomas similares a la depresión mayor, pero estos se ven relacionados al cambio estacional durante el año. La diferencia entre el TAE y la depresión, es la intensidad de los síntomas (son menores en el TAE)  y estos se presentan durante los cambios estacionales, mientras que la depresión suele ser constante. De acuerdo al National Institute of Mental Health “Millones de adultos en los Estados Unidos podrían tener el trastorno afectivo estacional, aunque es posible que muchos no sepan que lo padecen. Este trastorno se presenta con mucha más frecuencia en las mujeres que en los hombres, y es más común en aquellos que viven más al norte, donde hay menos horas de luz durante el invierno.” Esto nos indica que sí existe una relación científica entre el clima y el estado anímico de una persona, sin embargo no todos tienen conocimiento de este trastorno.

  • Actividades limitadas

Al igual que el primer punto, hay quienes cuentan con una rutina establecida, por lo que los climas lluviosos pudieran interferir en el cumplimiento de esta. Parte de las actividades que cotidianamente realizamos son fuera de casa (la mayoría de los casos), rutinariamente pudiera ser que realizamos actividades como asistir al trabajo, a la escuela, al gimnasio, o citas y compromisos un poco mas sociales, por lo que salir de casa sería exponernos a climas fríos y vientos, sin embargo, el cumplimiento de una rutina es un factor importante para la estabilidad de muchas personas. 

A pesar del clima al que nos tengamos que enfrentar, lo más importante siempre será priorizar nuestra integridad física y emocional, por lo que es necesario tener presente la importancia de conocer nuestro cuerpo y las reacciones que este puede tener, de esta manera podemos prevenir y actuar en beneficio a nuestra salud.

Sobre la autora:

Elia Paulina González

Elia Paulina González

Mariana Santacruz Rico

Licenciada en Psicología, cursando una Maestría en Terapia Cognitivo Conductual. 

Creadora de contenido con perspectiva de género y salud mental para MindIt. 

Experiencia en el área infantil y actual asistente en espacio Montessori. 

Embajadora de la comunidad We R Women On Fire, coordinadora actividades y ciberactivismo feminista. 

Participaciones con Centros de Integración Juvenil, en prevención de adicciones en primer y segundo nivel. 

Referencias:

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *